Inicio Provinciales Túnel Subfluvial: advierten problemas en el mantenimiento

Túnel Subfluvial: advierten problemas en el mantenimiento

612
0

la existencia de serias falencias en la estructura del Túnel Subfluvial “Uranga-Silvestre Begnis” que une Paraná con Santa Fe. Los problemas atraviesan las gestiones políticas desde 2011 a la actualidad. También hay preocupación por cambios en la estructura orgánica y promesas de recategorizaciones direccionadas al personal jerárquico.

tres diferentes gestiones de directorios políticos de distintos gobiernos provinciales. Periodo 2011-2015 / 2015-2019 / 2019-2023.
En el año 2014 se presenta la nueva estructura orgánica y comienza a aplicarse ad referéndum del consejo superior interministerial, fundamentando que los cambios tecnológicos y la evolución de las formas de gestión obligan a tomar intervención dada una situación institucional que evidencia una necesidad de renovación y actualización de sus cuadros jerárquicos y de personal operativo, con el objetivo general de mejorar la calidad del servicio al usuario sobre una base de sostenibilidad operativa y financiera. Expresa además que esta organización ha ingresado en una etapa de reingeniería y esto otorgaría una capacidad superior a la estructura jerárquica y pone como punto focal la calidad del servicio al usuario y la eficiencia de la gestión.A partir de entonces se comenzó con la reestructuración general, revisando las formas de ejecución de obras de mantenimiento general y modificaciones en los procesos administrativos.

En 2015 la Comisión Administradora desestimó un pedido de la Dirección Técnica del Túnel para la reparación de dos bombas para agua de filtración que se encuentran alojadas debajo de la calzada del túnel. Estas bombas se encargan de extraer el agua de filtraciones que se generan en diferentes partes del viaducto.

Como consecuencia de esta negligencia, el agua de filtración se fue acumulando debajo de la calzada, quedando inundada casi por completo, a pocos centímetros de llegar a la cinta asfáltica.

Esta parte inferior posee una altura de 2,5 metros aproximadamente; por allí circula el aire limpio que se inyecta a través de las torres de ventilación de cada cabecera, pero como la parte inferior se encontraba prácticamente inundada, la inyección de aire en consecuencia fue notablemente reducida. Este hecho nunca fue denunciado ya que el personal técnico que intervino fue amenazado, pero las pruebas de lo ocurrido aún existen.

https://youtu.be/rY-kD3MgjCY

El agua de filtración debe controlarse todos los años y las tareas de sellado de juntas y grietas se debe realizar periódicamente. Estas bombas son vital importancia y están instaladas allí desde inicios de la construcción del Túnel.

La UTN Regional Santa Fe en su informe técnico sobre el estado de la estructura indica que el punto más crítico se encuentra entre las juntas (uniones entre tubos) principalmente porque de esta depende, en gran parte, la estanqueidad del Túnel. Vale aclarar que la estanqueidad es una propiedad que se basa en la capacidad para evitar que entren partículas externas al interior de una pieza, circuito o habitáculo, ya sea agua, aire, polvo, etc.

En este punto, la UTN Santa Fe indica que el método utilizado para el sellado no sería el adecuado; porque este se ejecuta realizando gran cantidad de perforaciones con taladro a 45° para de esa manera poder atravesar el espesor del hormigón sin toparse con las mallas de armadura hasta llegar a la junta e inyectar la resina.

Estas prácticas, han generado incertidumbre ya que existen juntas que han tenido que ser intervenidas en numerosas ocasiones. A su vez, las filtraciones proporcionan un ambiente húmedo en el interior de los tubos y potencian el deterioro de los elementos aledaños; las juntas que poseen un alto grado de afectación deben ser atendidas con prioridad y esto no ocurre.

Por último, los grandes volúmenes de agua acumulada dentro del sector entubado dan cuenta de la ineficacia del sistema de captación y bombeo. Es de destacar además que no se están generando registros que permitan hacer controles de aumentos de caudales de extracción, pasibles de relacionarse con caudales de infiltración. Datos de este tipo, contribuirían a la toma de decisiones en cuanto a la necesidad de hacer intervenciones en las juntas o al tipo de intervención requerida. En su conclusión, el informe de la UTN sugiere un sistema de gestión que tome cartas en el asunto respecto de la estructura en sí y de su vida útil.

Según denuncian desde el organismo, dentro de la orgánica propuesta por estas gestiones políticas no han logrado constituir un equipo de trabajo que esté a la altura de esta majestuosa obra, y por el contrario han atentado contra la salud del viaducto.

https://youtu.be/vSWePySMLZs

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí