Preso coordinaba banda desde la cárcel y condenado por narcotráfico vendía droga

0
360

Un preso que coordinaba la venta de drogas desde la cárcel y un conocido delincuente procesado y condenado en la conocida megacausa de la narco-avioneta con que continuaba en el negocio de la venta de estupefacientes, fueron las circunstancias que rodearon a una investigación que inicio en el mes de enero de este año y culminó con allanamientos en Paraná, San Benito y en el penal de Gualeguay.

Tras los procedimientos, que extendieron hasta horas tempranas de este viernes, se procedió al secuestro de clorhidrato de cocaína dosificada para su comercialización, florescencia de plantas de cannabis que se hallaban distribuidas en 12 frascos, 173 semillas de la misma especie, cigarrillos armados comúnmente denominados “porros”, dos motocicletas, tres armas de fuego, una pistola 9 mm la cual posee pedido de secuestro por una denuncia radicada en la provincia de Buenos Aires, dos revólveres, además de cartuchería de distinto calibre, la suma de 225.000 pesos, 4,5 kgs de monedas, 11 teléfonos celulares, precintos, banditas elásticas, recortes, cuadernos con anotaciones de importancia, una licuadora con restos de sustancia cannabis sativa, balanzas, tijeras, papel glasé y hojillas para el armado de cigarrillos, un recipiente conteniendo creatina.

Se identificaron en los procedimientos la totalidad de 22 personas, y fueron detenidas dos mujeres y un hombre mayor de edad.

Fuentes policiales confirmaron que los procedimientos se concretaron en Paraná, uno en la zona de calle Ursini y otro en calle Solado García, y dos en el barrio San Martin de la localidad de San Benito.

Si bien desde la Policía no se dieron a conocer las identidades de los sospechosos por la venta de droga, fuentes allegadas a la investigación confirmaron a Elonce que uno de los allanados en San Benito es conocido en el ambiente del narcotráfico por haber sido procesado y condenado en la conocida mega causa de la avioneta que fuera hallada a fines de mayo de 2017 con más de 300 kilogramos de marihuana en un campo de la zona de Colonia Avellaneda. Se trataría de Luis Orlando Céparo, quien, según la acusación judicial, era el contacto entre los hermanos Cellis y los dueños del terreno utilizado como pista clandestina de aterrizaje.

Mientras que, tras la requisa al pabellón del penal de Gualeguay, se incautó un aparato de telefonía celular y cigarrillos armados de marihuana. El preso sospechado, que sería de apellido Portillo, purga una condena de siete años por robo calificado por el uso de arma de fuego; según pudo saber Elonce, se presume que éste, desde la cárcel, coordinaba la venta de estupefacientes que eran concretadas por su madre, una hermana y otros colaboradores.

Los procedimientos estuvieron a cargo del personal de la Dirección Toxicología, bajo las órdenes del Juzgado de Garantías Nº 6 de la ciudad de Paraná a cargo de la Dra. Elisa Zilli; y la coordinación del Agente Fiscal Dr. Martin Abraham.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí