«SOY MÁS DEL ESTILO CASTRILLI» RECONOCIÓ LA PRIMERA ARBITRA CONCORDIENSE EMPLEADA POR LA AFA

0
367
La joven Brisa Zapata habló de sus comienzos en el referato y de cómo heredó el gusto por esta actividad que ahora se convirtió en todo un desafío. Será la primera árbitra concordiense con «relación de dependencia de AFA».
Como se informara oportunamente, la concordiense Brisa Zapata y la ramirense Paula Eisenacht se convirtieron en las dos primeras mujeres de la provincia de Entre Ríos en firmar contrato con la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), como árbitras profesionales.
Zapata destacó que «soy la primera mujer en relación de dependencia de AFA en mi ciudad, así que estoy súper contenta por esta oportunidad que me dieron».
Ahora, continuó, «pasamos a depender totalmente de AFA y disponemos de los partidos que ellos decidan designarnos». Subrayando además que «vamos a comenzar, si no me equivoco, dirigiendo el Federal A, tanto masculino como femenino».
Consultada acerca del camino para llegar a este presente, la concordiense mencionó que desde AFA «hacen una valoración del desempeño que tuve en oportunidad de que me mire un instructor de AFA, en un partido». Después, acotó, «se me dieron varias oportunidades en lo que fue la Copa Entre Ríos, que se desarrolló desde diciembre del año pasado hasta ahora». En ese contexto, hizo una mención especial para el acompañamiento y respaldo que tuvo de la dirigencia local, puntualmente de Julio Larocca y Diego Altamirano.
Desafíos y perfil
Agradeciendo a todos los que colaboraron en sus años de formación y práctica, la concordiense hizo mención también a los nuevos desafíos que supone esta nueva etapa de profesionalización.
«Te lleva a una responsabilidad y a un nuevo nivel porque estás más expuesta, así que me tengo que empezar a cuidar desde mi imagen hasta la parte física, porque es totalmente diferente, sin desmerecer al fútbol local, pero es otra cosa, otro juego, tanto reglamentariamente como físicamente también», aseveró.
Consultada acerca de su perfil dentro de la cancha, Zapata hizo mención a que prefiere mantener las riendas a la hora de impartir justicia. Cuando se le comparó las dos principales escuelas del arbitraje argentino, Lamolina VS Castrilli, la joven concordiense no dudo en afirmar que «soy más Castrilli, roja, roja, roja», bromeó con una sonrisa. Aclarando que todo depende del contexto, dado que, igualmente, «hay partidos y partidos».
Relación
Según contó la joven, la relación de dependencia con la Asociación del Fútbol Argentina «tiene un plazo y depende totalmente del desempeño de cada árbitro o árbitra». En ese sentido, comentó que esta oportunidad «es por un año y después, si hacemos bien las cosas, posiblemente se renueve».
En ese marco remarcó que, para ese desempeño, la AFA «cubre todo lo que es viáticos, viajes, comidas, hotel, y – obviamente – nos pagan un sueldo», agregó.
La familia
Por último, Zapata contó que su amor por el referato es cuestión de ADN. «Mi papá es un árbitro muy reconocido, tanto en lo local como a nivel provincial también». Fue esta figura la que, fundamentalmente «me incentivó, junto con mi instructor, Horacio Sandoval; hace unos cuatro años», puntualizó.
Además, la joven explicó que ser árbitra es una actividad que «está muy relacionada también con la carrera que estoy haciendo, que es el profesorado de Educación Física».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí