MATÓ A SU HERMANO PORQUE NO REPARTIÓ BIEN LA HERENCIA

0
87

Un terrible crimen tuvo lugar el domingo pasado en la localidad de Pinto, en la provincia de Santiago del Estero. Dos hermanos, Abel Álvarez y Luis Álvarez, se vieron envueltos en una fatal disputa que culminó con la muerte violenta de Luis. El motivo de la discusión fue la herencia dejada por su padre, cuyo fallecimiento ocurrió hace unos meses, lo que provocó una creciente distancia entre los hermanos.

Abel Álvarez sostenía la creencia de que su hermano Luis no le había entregado la parte de la herencia que le correspondía después de vender un campo. Además, sospechaba que Luis estaba robando algunos de los animales que Abel tenía en su propiedad. Con el objetivo de obtener explicaciones, Abel se dirigió a la casa donde vivía su hermano junto a su madre. Lamentablemente, la situación se tornó violenta y trágica.

Según los testimonios recopilados por el fiscal Guillermo Farías, el padre había dejado a sus nueve hijos una casa, un campo y animales como parte de su legado. Posteriormente, Luis habría vendido el campo y utilizado parte del dinero para adquirir una nueva vivienda, donde se mudó junto a su madre.

Sin embargo, Abel estaba convencido de que Luis le estaba robando animales y le había entregado menos dinero del que le correspondía por la venta del campo. Lleno de sospechas y tras confrontar a su hermano sobre el tema, Abel llegó hasta la nueva residencia en su motocicleta, exigiendo respuestas acerca del supuesto robo de dinero y ganado.

En medio de la discusión, que tuvo lugar en el patio de la casa mientras su madre dormía en una habitación, la violencia escaló y Abel atacó a su hermano con un cuchillo de carnicero, propinándole siete puñaladas en el tórax que le causaron la muerte instantánea. El cuerpo de Luis fue encontrado entre las plantas del patio, donde Abel arrojó el arma homicida antes de huir.

Posteriormente, Abel se dirigió a la Comisaría 17, a unos 600 metros del lugar del crimen, donde se entregó a las autoridades policiales. “Vengo a entregarme. Acabo de matar a mi hermano”, confesó a los agentes, quienes acudieron a verificar la veracidad de sus declaraciones y descubrieron el cuerpo sin vida de Luis en el patio de la casa.

A partir de hoy, se llevarán a cabo testimonios por parte de los familiares con el fin de recopilar más pruebas sobre la conflictiva relación que existía entre los hermanos y reconstruir los acontecimientos relacionados con este trágico suceso.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí