Dolor en Bovril: un vecino falleció tras descompensarse en la Fiesta del Pan Casero de Sauce de Luna

0
1001

Familiares, amigos y gran parte de la comunidad bovrilense despidieron este domingo con dolor a Juan Carlos Romero, de 71 años, quien falleció tras descompensarse la noche del sábado cuando presenciaba la Fiesta del Pan Casero en Sauce de Luna.

Mientras esperaba para ver tocar a su nieto, el hombre se descompuso. Si bien fue asistido y trasladado en la ambulancia que se encontraba en el predio de la Fiesta hasta el hospital local, que queda a tres cuadras, nada pudo hacerse para salvarlo y murió a causa de un infarto.fiesta del pan casero sauce de luna

En una sentida dedicatoria pública a través de sus redes sociales, su nieto, Santiago Luna, definió al hombre como un «guitarrero», además de «querido abuelo, padre, amigo, payaso, músico, jugador de fútbol», quien le inculcaba «que siempre siga estudiando y aprendiendo de la guitarra«.

Vecinos, amigos y familiares de Romero, también lo recordaron y despidieron con tristeza.

Tras el fallecimiento, los restos de Juan Carlos Romero fueron trasladados a Bovril y velados la mañana del domingo en la funeraria ubicada en calle Perón 175 de la ciudad, para ser luego inhumados a las 12 del mediodía en el Cementerio de Bovril, donde se le rindió el último adiós, según informó la empresa Previsora del Norte Servicios Sociales, que estuvo a cargo del sepelio.
LA SEXTA.

 

 

LA EMOTIVA DEDICATORIA DE SU NIETO

Adiós Guitarrero

Y ahí estabas vos con esas ansias esperando para verme tocar…con el hijo de tu amigo Colli.

En el festival que tanto querías estar, y tu corazón te jugó una mala pasada.

Gracias querido abuelo, padre, amigo, payaso, músico, jugador de fútbol, todo lo que se te ocurriera y lo que queríamos nosotros.

No sabés la falta que vas a hacer acá, quién me va a hacer la compañía a la hora de escribir, de elegir un repertorio, los asados, la cervecita a escondidas, esos asados sin aviso entre semana, enseñarme la buena música y poesía.

Cuántas veces no colgué los guantes por vos… me decías «Que siga siempre estudiando y aprendiendo de la guitarra».

Vos siempre vas a estar acá con nosotros, contando tus chistes, cantando tus zambas y peleando por el vino con tu compañera de años.

Te mando un abrazo abuelo querido, nunca nadie me va amar tanto como vos y tanto como te amo yo.

Allá arriba ya vamos a comer otro asado como el que habías preparado.

No me alcanza la vida y mucho más para agradecerte tanto.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí