Una joven envió una foto de su asesino antes de morir

0
272
Karina Blanco Durán fue abusada y asesinada en Colombia. La joven alcanzó a avisar por WhatsApp a su familia que alguien la seguía y que estaba en peligro. Antes de morir, logró enviar una foto del criminal.Por la imagen que había enviado antes de su muerte, familiares y vecinos de la joven pudieron identificar al violador. Lo hallaron y lo asesinaron brutalmente.

El cadáver de la joven fue hallado en el río Cáchira, en el norte del departamento colombiano Santander.

Carlos Martínez, jefe policial local, contó que un grupo de uniformados logró detener al abusador, pero que una «pueblada de vecinos» lo recapturó y lo mató.

«La comunidad agredió a los policías que lo trasladaban y le causaron heridas mortales al detenido», describió Martínez.

Karina estaba a un año de ingresar a la universidad de psicología. Tenía como anhelo ser “una gran psicóloga” y poder regalarle una casa a su mamá. Sin embargo, en la madrugada del martes, vio apagarse sus sueños al observar a un hombre que la seguía mientras caminaba alrededor de las 5.30 de la mañana en el corregimiento de La Vega, en Cáchira.

Desde su celular, logró avisar y enviar una foto del perseguidor. Tras ello, tanto sus familiares como vecinos de la comunidad salieron en busca de la joven.

Durán había salido temprano de su casa en “La Sardina” para ir al colegio en Barrio Nuevo. Como todos los días, debía caminar alrededor de 50 minutos por el sendero donde hay un río que la conduce a la carretera principal donde esperaba cotidianamente al autobús que la llevaba a la escuela.

Algunas horas después, la joven de 16 años fue encontrada sin vida y con signos de haber sufrido abuso sexual. Su cuerpo había sido arrojado al río.

“La adolescente falleció tras ser agredida por un hombre de nacionalidad venezolana, de 37 años”, afirmó el jefe policial local.

Por su parte, el alcalde de Cáchira, Javier Pabón, sostuvo en declaraciones con el noticiero colombiano Noticias Caracol que el presunto abusador arrojó los restos de la menor al río.

César Blanco, el papá de Karina, le comentó al medio local Bluradio que su hija “le había comentado a unas amigas que un hombre la había estado persiguiendo y acosando desde hace varios días».

La Policía local detuvo al presunto agresor y mientras lo trasladaban a la comisaría fueron interceptados por un grupo de familiares y vecinos de Karina, quienes se llevaron al acusado.

Allí golpearon al joven, quien murió por una herida mortal hecha por un familiar de la joven atacada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here